5 ago. 2016

El patrón de diseño en el Santo Cáliz de Valencia. Design pattern of the Holy Chalice of Valencia



Recientemente se ha publicado mi investigación sobre el patrón de diseño con el que se compuso la reliquia del Santo Cáliz que se guarda en la Catedral de Valencia desde el s. XV.

Llegué a este hallazgo estudiando las marcas de cantero en la ciudad de Valencia, en un pormenorizado estudio de catalogación e investigación de los antecedentes del diseño de marcas. En este trabajo, como investigador de la UPV conté con la colaboración de la del Cabildo Metropolitano de Valencia.

A lo largo de mi trayectoria profesional, he desarrollado investigaciones en la gestión del diseño de marcas y nuevos productos, he trabajado en el análisis prospectivo y de tendencias del diseño, así como en el estudio retrospectivo de los antecedentes de las marcas en archivos históricos y documentales.

En 1960, el catedrático de arqueología de la Universidad de Zaragoza, Antonio Beltrán dedujo que el conjunto del cáliz fue montado entre los siglos XII y XIII. Los análisis compositivos realizados partiendo de los patrones utilizados en la Edad Media para las marcas de cantero vienen a demostrar que el orfebre que realizó aquella reliquia conocía los cánones de diseño y los utilizó para su composición. Esta hipótesis se confirma aún más al comprobar que la inscripción que se halla en la base del cáliz fue realizada siguiendo otro de los patrones de diseño de marcas de cantero medievales.

La relevancia de la investigación reside en la anticipación medieval de vincular el dibujo en tres áreas: el diseño de objetos, el diseño de marcas y la caligrafía. Por otra parte, esta investigación es la primera que revela el criterio compositivo de esta reliquia.

Sobre el patrón
El patrón utilizado en la composición del Santo Cáliz y en la inscripción en su base es uno de los cuatro patrones identificados por Franz Rziha en el siglo XIX en un estudio comparativo de 9000 marcas de cantero en el centro de Europa hechas entre el siglo XII y XIII siguiendo los patrones de los constructores de las catedrales góticas. Estas marcas las clasificó con arreglo a cuatro tipos de patrones compositivos basadas en el cuadrado, el triángulo y círculos organizados entorno al cuadrado y al triángulo.




Imagen: Superposición del diseño del Santo Cáliz sobre retícula 
de marcas de canteros medieval según G. Songel
Sobre la inscripción

La inscripción se ha interpretado desde el prof. Beltrán hasta la actualidad como árabe en escritura cúfica y vendría a significar “para el que reluce”. Posteriormente, en los años 70, Oñate, consultando en la École Biblique de Jerusalén, pensaron que podría ser hebreo, pero al no conocer su significado, mantuvieron la versión árabe.

Por otro lado, el hecho que la inscripción se inscriba en uno de los patrones medievales, y que se lea en vertical, invita a pensar que se pueda leer como una imagen especular, dado el conocimiento de los patrones de diseño y el dominio de las simetrías por el artesano. 
 

Inscripción en la base del Santo Cáliz
En esta versión se pueden entreleer la WH (יהו). que aparecen en una de las formas que en hebreo se escribe la palabra “dios” JHWH (יהוה). Esta particularidad del hebreo de no incluir vocales, y de escribir de derecha a izquierda compartida con el árabe, añadida a la prohibición de mencionar el nombre de dios en hebreo, nos remite a los 72 nombres que el Antiguo Testamento utiliza para designarlo. Entre ellos el de Yoshua Yahweh, es el que tiene una arquitectura compositiva más parecida a nuestra inscripción: יהושוע יהוה.
Podríamos abstraer que el autor superpuso el inicio de las dos palabras por su coincidencia gráfica, reforzando el significado que quería darle a la inscripción: Jesús es Dios.

Otras conclusiones
Del estudio se derivan también otras “interesantes conclusiones”, entre las que destaca la constatación de que las marcas de cantero son la prehistoria del diseño de marcas o la existencia de patrones geométricos complejos de diseño en los siglos XII y XIII. Asimismo, se destaca la “universalidad” de las marcas de cantero, presentes por toda la geografía española y europea.
Además, estas marcas demuestran las influencias artísticas y de transferencia del conocimiento y la tecnología de la construcción en el Medioevo.

Para llevar a cabo su estudio, el profesor Songel recopiló información del Archivo de la Catedral de Valencia, así como del departamento de inscripciones del Museo de Israel en Jerusalén, revisando la bibliografía más especializada en arte medieval. 
El Prof. Gabriel Songel con David Mevorah del Israel Museum de Jerusalén


Tras la extensa presencia en los medios de comunicación, seguimos buscando financiación para poder profundizar en esta línea de investigación o vender los derechos sobre la propiedad Intelectual registrada V-818-14.

Design pattern of the Holy Chalice of Valencia
I have been leading a research project on Mason’s marks on different historical constructions at the city of Valencia. During that research I came across with the inscription that is written on the relic that we have in the cathedral of our city Valencia in Spain. Catholic tradition called that relic the Holy Chalice and the tradition says that was the cup of the last supper of Jesus. It is dated that arrived to Valencia from the kingdoms of the pyrenees in 1439. (Beltrán, Antonio. Estudio sobre el Santo Caliz de la Catedral de Valencia. Valencia 1960. ISBN 84-398-1301-5 lam. III).
During my research, I achieved an amazing discovery, the relic was designed using the same patterns that the mason´s mark used in the stone blocks of the cathedral. But even more , the inscription on the Relic base was composed using other design pattern used by the masons in the Middle Age in Europe to identify their stone blocks. Other relevant and astonishing fact is that so far it has been believed that the inscription was interpreted Arabic writing, but according to this new graphic approach, it could be read as Hebrew as one of the 72 names of God.

In my opinión, the author of the relic was a spanish jew craftman of the XIII Century that had deep knowledge of traditional hebrew design patterns and knew the patterns that masons where using at that time.
My personal theory about the inscription is that it is a graphic abstraction of one of the 72 names of god, influenced by the hebrew tradition in micrographies.

This text is just a summary, it is part of a longer essay developing this theory registered in Spain for IP Rights with the number V-818-14.
We have here a very interesting story about Holy Grial, spanish jews of the Middle Age, goldsmiths, hidden patterns, hidden messages, mirror pictures, the 72 names of God, that seems to be adequate to Dan Brown´s Prof. Robert Langdon.
If it sounds interesting for you, we could provide you the full article explaining the research with graphics and pictures. We are looking for funds to develop a deeper research on this field or sell world rights of this research to be used by a best sellers writer.